Supersubmarineando en lo más recóndito de su repertorio musical

No son inéditas, ni secretas, ni incalificables. Forman parte de su historia —o de su etapa de aprendizaje, si se estima— y, por tanto, del legado supersubmarino. Estamos hablando de canciones que por X, por Y o por Z se van quedando atrás, cayendo en el olvido o, en este caso, hundiéndose como un submarino (está por ver si naufragan o no).

La primera que nos viene a la memoria auditiva es la distorsionada No es así, que se quedó en el EP «Ciento cero» y no tuvo cabida en el álbum debut. Sus momentos más gloriosos se dieron en escenarios como el de La Riviera o en festivales como el Low Cost; pero hasta ahí. Después del LP «Santacruz», nunca más se supo de esta canción de 2:17.

Menos suerte tuvo Bichobola, que a pesar de estar en la maqueta, no logró hacerse hueco en ninguna grabación posterior. En realidad mentimos. Antes de sacar «Santacruz», Bichobola todavía tenía espacio en el setlist y la tocaban en algunos directos. En un fin de gira en La Riviera, por ejemplo. La multinacional Sony estuvo ahí, lo grabó en vídeo y ahora podemos verlo gratuitamente en Youtube.

Y para los que prefieren la versión de la maqueta:

Antes de eso llegaría una versión de Chas! Y aparezco a tu lado de Álex Nuez y Christina Rosenvinge que situaron en el ecuador de «Electroviral» y que en 2009 habían grabado junto a la actriz Sabrina Garciarena para el disco «X 1 FIN – Juntos por el Sáhara». Es la típica canción que, o te encanta, o la odias. (Creemos que desapareció antes que ninguna de los directos, y con razón).

El Día de la Música Heineken de 2011 traería sorpresas para los más fieles seguidores del grupo baezano, puesto que por fin se decidían a lanzar en formato digital un tema que llevaban años representando sobre los escenarios. Estamos hablando de Talco deluxe, que Arturo J. Paniagua definió como “una canción de guitarras arriesgadas con una clara vocación bailable”.

Repasando lo que hemos dicho hasta ahora, llegamos a la conclusión que la más maltratada, marginada, arrinconada… —y todo adjetivo que describa el mismo grado de exclusión— es la casi desaparecida Destrozar, que con una letra franca y sin ambages, dispara una visión erótica y personal del cantante.

A falta de ediciones oficiales, nos contentamos con los vídeos que circulan por YouTube y que, dicho sea de paso, no suenan nada mal.

Pero si hay una canción que puede sacarles los colores es esa english version de Ciento cero que dieron a conocer en su primer EP. Fue un desacierto, pero aprendieron del mismo y no volvieron a sacar un tema en inglés… Hasta 2015 con el doble CD+DVD «BCN», que además de ser la grabación en directo del concierto del fin de gira «Electroviral+Realimentación+Santacruz» en el Razzmatazz, incluia el tema que se escuchaba tras cada concierto suyo en las salas y que muchos fans desconocían que era de la propia banda. Nos referimos a la discotequera Gin Tonic y con ella damos cierre al tour subacuático. Volvemos a la superficie.

Escrito por: Antònia Fontirroig

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s