Mikel Izal: “Me gusta mucho como escribe Santi Balmes”

Hemos tenido una charlita con Izal —que no necesitan presentación— y aquí os la transcribimos. Disfrutadla.

Esta noche repetís en Pucela. ¿Qué pasa en Valladolid que siempre agotáis las entradas?

Eso habría que preguntárselo a los vallisoletanos. Nosotros encantados.

¿Qué os gusta más? ¿La parte creativa (componer canciones) o la reproductiva (dar conciertos)?

Cada una tiene lo suyo, para Mikel es muy enriquecedor el trabajo compositivo, le hace muy feliz componer algo que le guste. Desde luego los conciertos son experiencias increíbles. A estas alturas no sabríamos vivir sin ellos.

¿Alguna manía antes de salir al escenario?

MA ME MI ME MA ME MI ME MAAAAAAAAAA!

¿Qué soléis tomar durante un concierto?

Gato, Iván, Ale y Alberto, cerveza. Mikel empieza con agua, pero se toma media copita de vino al final del concierto.

¿Qué ha sido lo más raro que os han lanzado al escenario?

Afortunadamente nada contundente. Nos tiraron un chipirón chino o japonés envasado al vacío. Tal cual. Mikel lo tiene en un cajón de su casa.

¿A qué lugares de la geografía española queréis que os lleve «Copacabana»?

Por nosotros tocaríamos en todas partes. España tiene una variedad de parajes, identidades, gastronomía, caracteres, que nunca te cansas de recorrerla.

¿Por qué «Copacabana» como título del disco?

Nos atraía el concepto ambiguo del nombre, representa las luces y sombras que definen nuestra música.

De este último disco, ¿qué tema ha sido el más difícil de grabar?

Tambores de guerra ha sido el más complicado, por el concepto de la canción le dimos muchas vueltas en el estudio.

Como banda, ¿qué tenéis en vuestra lista de cosas pendientes?

Muchísimas metas en el horizonte. Latinoamérica nos ilusiona mucho. Hay muchos escenarios en los que soñamos con tocar, por ejemplo Glastonbury, Red Rocks. En esta profesión siempre hay muchos sueños por conseguir. Y los seguirá habiendo.

¿Qué es lo que más duele a la hora de ejercer vuestra vocación?

Hemos tenido la suerte de no haber sufrido un proceso doloroso. Tuvimos épocas duras, pero ha merecido mucho la pena.

¿Habéis sacrificado algo importante para dedicaros a la música?

Nuestra tranquilidad, cuando nos arriesgamos en su momento hubo muchos meses de enorme incertidumbre y desvelos. Hoy en día creemos que no tenemos ningún aspecto de nuestra vida descuidado, seguimos teniendo tiempo para la gente importante.

¿Qué ha sido lo más útil que os ha enseñado la música? ¿Y lo más hermoso?

Que la pasión mueve montañas. Lo más hermoso es nuestro día a día, y que siga así por mucho tiempo.

Hacer canciones y que al público se le suba el alma al cielo ¿es un don innato o un talento adquirido?

Es un milagro.

¿Qué fue vuestra escuela musical?

Cada uno de nosotros ha tenido diferentes escuelas, en el caso de Iván, hay una formación de conservatorio. Mikel es totalmente autodidacta, el resto un poco de todo: clases o cursos después de años estudiando de forma autodidacta.

En la ESO (o su equivalente), ¿sacabais buenas notas en Música?

¡¡Era nuestra asignatura estrella!! 🙂

¿Cómo os definiríais profesionalmente?

Perfeccionistas.

¿Qué es lo más absurdo que habéis hecho por amor al arte?

Dejar nuestros trabajos y lanzarnos a la aventura.

¿Qué músicos os resultan imprescindibles en la Historia de la Música?

Cada uno de nosotros tiene una opinión, pero entre ellos Queen, Bowie, The Beatles VS. Rolling, Simone, Zappa, Camarón, Mozart, Beethoven, Miles Davis, John Mayer, Silvio, Sabina, y muchísimos otros. La música es inabarcable.

Además de la música, ¿con qué otras artes os relacionáis?

Mikel escribe mucho. Alberto lo ha intentado con la pintura. Cada uno de nosotros tiene sus parcelas secretas.

¿Mikel es el autor de todas las letras?

Sí. Él se encarga de la faceta compositiva.

¿Por qué el verde en La Mujer de Verde y no otro color?

Eso sería dar muchas pistas sobre la susodicha mujer.

En el sonido se os adivinan influencias de Mumford and Sons, Two Door Cinema Club, Phoenix, Poogy, Dire Straits, Extremoduro, etcétera; ¿pero en cuanto a letra? ¿Quién puede haber influido en las letras de Izal?

Creo que es una mezcla de muchas influencias. También en la letra Drexler, Sabina o Serrano; me parecen grandes escritores de canciones. Pero también grupos como Vetusta Morla o Love of Lesbian (me gusta mucho como escribe Santi Balmes), etc.

Pánico, práctico, ático, romántico, plástico, fantástico, clásico, nostálgico, excéntrico, democrático, erótico, íntimos, mayúsculo, número, tétrica… Me cuesta encontrar grupos en castellano que usen tanto las esdrújulas como vosotros. ¿Encajan mejor las esdrújulas en vuestros ritmos?

Extraño regalo creemos que contiene el 75% de las esdrújulas que usamos, jajaja. Es un tema que basa parte de su caminar rítmico en esa acentuación. Un recurso más.

¿Extraño regalo cuenta un hecho real de la vida de Mikel?

Ya sabéis que no entramos en detalles… Disfruten del misterio.

Mejor momento del día para componer.

No tengo un momento especial para ponerme a componer, eso sí, tengo que estar de buen humor.

¿Cuál consideráis que es vuestra canción más emotiva? ¿Y la más erótica?

La más emotiva Pequeña Gran Revolución o Agujeros de gusano. Eróticas son casi todas. 😉

Y para terminar, ¿ha habido algún viaje que haya marcado un antes y un después en vuestro trabajo musical?

Aunque todavía estamos despegando allí, la visita a México nos generó unas sensaciones muy especiales. Ojalá sea el comienzo de una gran amistad.

Entrevista realizada por Antònia Fontirroig

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s