Detroit: reconstituirse tras el esplendor

Sabíamos que sonaría diferente a lo que nos tenían acostumbrados. Nos habían avisado y el que avisa no es traidor. Lo más parecido que encontramos en su anterior discografía es Venimos de «De polvo y flores», que ya contaba con varios sintetizadores en su melodía. Y nos gustaba mucho.

Tras un lapso de tiempo de aparente silencio, Miss Caffeina sorprende con «Detroit», título en clara alusión al Titanic del capitalismo, ciudad que vio nacer a estrellas como Eminem o Madonna. Escuchemos la canción homónima al disco, comprendamos su letra y conozcamos un poco la ciudad fantasma:

A mediados del siglo XX, la orgullosa Detroit era la cuarta mayor ciudad de los Estados Unidos de América, que únicamente tenía por delante los monstruos consabidos de Nueva York, Los Ángeles y Chicago. Detroit brillaba con luz propia gracias a la sede de tres importantes empresas automovilísticas (General Motors, Ford y Chrysler) que aumentaron masivamente las ofertas de empleo, favoreciendo así la llegada de inmigrantes y la consecuente expansión urbana… El crecimiento de la ciudad, en definitiva. La lacra social del racismo no tardó en hacerse notar, y al ser Detroit una ciudad cada vez más poblada por negros, los blancos empezaron a mudarse. También las empresas, que buscaron ciudades con una mano de obra más barata y que tuvieran menos aspiraciones laborales —incluso Motown, estandarte económico de la ciudad junto a los tres grandes del automóvil, optó por mudarse a Los Ángeles, capital del negocio musical—. En consecuencia, aumentaron el paro y la delincuencia de manera exabrupta, y la corrupción política tampoco ayudó a levantar cabeza. La crisis mundial de 2008 fue un hachazo a una ciudad que ya agonizaba desde hacía décadas y en 2013 se declaró oficialmente en bancarrota.

Obviando lo trágico, el declive de Detroit es fascinante. ¿En que otra ciudad del mundo se ven en pleno centro estaciones de tren, escuelas, consultas de dentista, oficinas, bibliotecas, polígonos industriales, teatros… absolutamente vacíos? Así como barrios y casas completamente deshabitados en los que ya nadie quiere vivir aunque se vendan por el modesto precio de 1 dólar.

5-ciudades-abandonadas-del-mundo-4

A algunos les parece que, a pesar de los daños sufridos, Detroit tiene ganas de regenerarse. Es el caso de Miss Caffeina, que además se han visto reflejados en la historia de la ciudad —de ahí el nombre del álbum, de ahí el título de la canción que abre el disco— y querían evocarlo en su tercer trabajo. Pero la decadencia o el sentimiento desesperanzado no debe asociarse con su cambio musical, sino con ellos mismos, que anímicamente acabaron cansadísimos de la gira de «De polvo y flores» (¿os acordáis que incluso Alberto perdió la voz?).

«Detroit» se compone de once canciones (Detroit, El rescate, Mira cómo vuelo, Gladiador, Eres agua, Ácido, Desierto, Titanes, Oh, Sana, Turistas y Lobos) y cuenta con varias colaboraciones de otros artistas (Jorge González de Vetusta Morla, por ejemplo, está a cargo de la percusión; o Martí Perarnau de Mucho, que ayudó a Álvaro en la composición de Ácido, el primer tema del guitarrista con letra de Alberto).

Tras escuchar los cuatro adelantos de los que disponemos hasta la fecha, afirmamos sin miedo a equivocarnos que con «Detroit» Miss Caffeina se ha quitado la vergüenza, se han acercado más al rock electrónico y a nosotros nos gusta tanto o más que lo nuevo de Love of Lesbian.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s